Descubre nuestra Casa Montessori

Dedicamos nuestro tiempo al Área de Trabajo, al Área de Movimiento, al espacio de descanso, el aula sensorial, el jardín y el comedor. Cada espacio de la Casa ha sido cuidadosamente preparado con materiales certificados Montessori y juguetes sin pilas de manera que se fomenta el desarrollo y crecimiento singular del niño.

Aspiramos ser un espacio de inclusión para niños y niñas con necesidades especiales y discapacidades, teniendo en cuenta que cada niño es único. Disponemos de una mesa para el juego con agua accesible para la silla de ruedas. Los espacios del interior y exterior son accesibles. Seguiremos creando los ajustes
razonables en la medida en que se acojan necesidades especiales en la Casa.

Ofrecemos un ambiente acogedor, en el que los niños crecen como en casa, con apego, autonomía a través del juego y el respeto a ellos mismos y su entorno. Ofrecemos a los niños un ambiente seguro, en todos sus aspectos, tanto físico como emocional. Ambiente donde el niño desarrolla su movimiento, lenguaje y sobretodo, su independencia y seguridad en sí mismo. Dentro de este ambiente, el niño aprende a elegir, a tomar decisiones, a realizar actividades y de esta forma se dará cuenta de que él mismo puede modificar positivamente el ambiente.

“Todos somos genios, pero si juzgas a un pez por su habilidad
de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es inútil.” ~ Albert Einstein

Ponemos nuestra atención en lo que el niño Puede Hacer, y evitamos el enfoque en que el niño alcance los hitos de desarrollo convencionales. La educación en la primera etapa de la crianza, no es una carrera para el conocimiento en las matemáticas o la lectura. A cada niño que llega a nuestra casa se le ofrece un cuidado con apego y receptivo, rodeado por una sensación de seguridad y de amor. Él tendrá la oportunidad de construir hábitos de aprendizaje sanos en un ambiente preparado para facilitar las ganas de aprender, la cooperación y el compartir.

“Los CEO de grandes corporaciones, necesitan empleados jóvenes que se lleven bien con los demás. No quieren sólo gente inteligente. Quieren gente que tenga buenas habilidades emocionales, buen juicio social. Entonces tenemos que cuidar realmente el desarrollo de estas partes del cerebro que nos permiten jugar en el arenero. ~ Seth Pollak, Psychology Professor Uni of Wisconsin

Ambiente seguro con un jardín de 600 m2 de infinitas posibilidades para jugar en la naturaleza, estar debajo del gran abeto que tenemos, correr entre los árboles, cuidar del huerto, estar en la cabaña ‘del bosque’, explorar el arenero, hacer
creaciones en la cocina exterior, aprender con el agua al aire libre, disfrutar del movimiento y estructuras Pikler. Los niños tienen continuo acceso al aprendizaje al aire libre durante todo el año, sea un día de sol o con el orbayo Asturiano.

“Ninguna descripción, ninguna ilustración de un libro puede sustituir la contemplación de los árboles reales y de toda la vida a su alrededor en un bosque real.” ~ Maria Montessori

La Magnolia Children’s House es una propuesta única en Asturias de la primera etapa de la crianza. Nuestros materiales Montessori y nuestro programa de actividades semanal tiene como objetivo contribuir para el desarrollo cognitivo, visual y motor, y no sirve para el simple entretenimiento del niño o para mantenerle ocupado. Fomentamos y desarrollamos habilidades fuertes del lenguaje. Por ejemplo, en nuestra rutina diaria de contarles un cuento, el facilitador tiene una intención real y enfoque para el desarrollo del vocabulario y juegos para el desarrollo de la fonética.

En nuestro entorno familiar seguimos la metodología Montessori, lo cual permite una atención personalizada entre el niño y el adulto (facilitador). La primera etapa de la crianza es el momento crucial para establecer el vínculo de confianza. La configuración mixta de edades aporta una gran riqueza al ambiente. Los más pequeños tienen la oportunidad de inspirarse en los más mayores. Los mayores integran mejor lo que saben, desarrollando empatía y colaboración hacia los más pequeños.

“¿En este colegio hacemos lo que nos apetece? No, aquí nos gusta lo que hacemos.”