Nuestro equipo

Nuestro equipo es lo que hace que nuestra Casa de Niños sea tan especial. Todos y cada uno de los miembros  son muy valiosos y cumplen un papel muy importante. Estamos orgullosos de seguir fomentando nuestro desarrollo profesional. Nuestro objetivo es mantener una actitud positiva y voluntad de aprender junto a las familias de todos los niños y niñas.

“Creo que no hay mejor método que Montessori para sensibilizar a los niños hacia la belleza del mundo y despertar su curiosidad” .~ Gabriel García Márquez.

Jennifer Lynn

La-magnolia-staff-4 (2)

Madre de una niña, Educadora de la Primera Infancia por la Growrie Victoria Open University, y especializada en la Metodología Montessori, diplomada por la American Montessori Society.

Ha completado el curso «Las Necesidades Básicas 0-3 en la pedagogía Montessori» dirigido por formadora AMI Karin Slabaugh, y “Tummy Time” experta acreditada por Pathways Organization, con la coordinadora clínica de Terapia Ocupacional Infantil Mary Weck. Jennifer obtuvo una licenciatura en Economía Cum Laude, con matrícula de honor en Florida Atlantic University, Florida, EEUU.

Su gran pasión es potenciar en el niño la imaginación, la exploración, el descubrimiento y la creatividad. 

Cree en la importancia de ofrecer al niño confianza, atención y respeto. Tiene el compromiso de seguir estudiando y aprendiendo, con un enfoque constante en el cuidado de la singularidad de cada niño en su primera etapa de la vida.

Antes de lanzar el proyecto de La Magnolia, Jennifer trabajó en Las Dominicas y en el Colegio Inglés de Asturias, donde adquirió una valiosa experiencia al formar parte de la base esencial que un buen entorno escolar puede ofrecer a los niños y a la comunidad. En la Fundación Cultural de Siero, desarrolló y dirigió un programa Montessori en inglés durante 3 años, creando un entorno en el que los niños colaboraban entre sí y con una increíble relación con los padres. En la Escuela Montessori Angólpalanta Óvoda, en Hungría, trabajó con niños en sus primeros años, creando una experiencia enriquecedora junto a la directora Helen Szabó y la coordinadora Montessori Mónika Sári.

En su tiempo libre, Jennifer practica yoga, disfruta yendo de excursión a la montaña con su marido y su hija, se mantiene en contacto con buenos amigos y aprecia muchísimo la lectura de libros (en papel).

Florence Maingourd

Florence lleva la experiencia materna de 3 hijos, 2 nietos y 3 nietas, con quienes mantiene una relación cercana, disfrutando de actividades juntos a diario.  

Nació en París. Antes de  trasladarse a Asturias con su familia, fijó su residencia en Sevilla donde trabajó en un Kindergarten. Su jovialidad y alegría cuando se encuentra alrededor de niñas y niños es natural.

La-Magnolia-staff-5

En su tiempo libre, Florence disfruta de montar en bicicleta y de nadar. Es una apasionada de la música de Bob Dylan, así como también entusiasta de una amplia colección de música clásica. 

Mónica Herance

Mónica nació en Madrid y desde siempre ha sabido que su pasión era la docencia. Se formó como Técnico Especialista en la etapa de 0-3 años y como Maestra de Educación Infantil (3-6 años) por la Universidad Autónoma de Madrid.

Lleva impartiendo docencia casi veinte años entre el primer y el segundo ciclo de infantil. Los últimos siete años los ha dedicado a ser guía Montessori AMI, especialidad en la que se formó con Guadalupe Borbolla en el Instituto IMMAC, tras observar y sentir el gran potencial que tienen los niños y las niñas. 

Entusiasta de la educación, del cuidado emocional hacia el ser humano y conocedora de la necesidad que muchas familias tienen en el acompañamiento educativo y emocional en la crianza de sus hijos, actualmente está formándose como Pedagoga Sistémica, cuyo objetivo es aunar esta mirada con el ámbito académico y contribuir al bienestar afectivo del alma humana.

De todo el recorrido como guía, Mónica destaca la fortuna de haber acompañado durante tres años continuados al mismo grupo de alumnos, pudiendo comprobar el potencial que tienen los materiales Montessori y la magia que crean en todo el entramado educativo y el proceso de enseñanza-aprendizaje desde un lugar absolutamente respetuoso para los niños y las niñas.

monica herance

Mónica confía plenamente en el potencial de los niños y las niñas. Cree que otro tipo de educación de calidad es posible. Trabaja para que el método Montessori se extienda y llegue al mayor número de niños y que todos se vean beneficiados por el placer de aprender y el gusto de ir a la escuela a disfrutar. Siente que todos los niños merecen ser acompañados y guiados en su proceso madurativo y educativo desde la confianza y el respeto hacia las propias características individuales.

Tras su jornada de trabajo, a Mónica le gusta escuchar el silencio, ir al gimnasio, hacer yoga, reunirse con amigos a charlar y tomar unas tapitas y una rica sidra, caminar por la naturaleza, acostarse pronto y meditar antes de comenzar un nuevo día.

Soledad Simmermacher

Su trayectoria profesional suma su licenciatura en Psicopedagogía por la «Universidad del Salvador»,  Argentina, lugar donde nació y cursó su formación para ser Asistente en la Etapa Infantil – Casa De Niños – por la «Association Montessori Internationale (AMI)».  Actualmente se encuentra realizando el curso para Guía AMI para la Etapa 3 – 6 años en «Fundación Argentina María Montessori».

Su interés y entusiasmo por la pedagogía Montessori le han llevado a también cursar “Montessori para demencia y envejecimiento”.

Antes de su llegada a La Magnolia Montessori, trabajó en «Buenos Aires Montessori School» donde adquirió una experiencia importante en observación. Previamente, desempeñó el papel de facilitadora responsable en «Jardines de Infancia rodantes» acompañando grupos mixtos entre 1 – 6 años. Previamente, Soledad ejerció 3 años como tutora de preadolescentes con necesidades especiales y discapacidades en las organizaciones “Aprendizaje Sobre Ruedas” y “Equipo Adip”.

image0

Soledad ha adquirido una perspectiva sensible con las necesidades de los niños y niñas, añadida a su paciencia natural, calidez y trato afectuoso.

Los buenos recuerdos de su infancia la mantienen unida a su familia y amigos de Sudamérica. En su tiempo libre, Soledad sale a pasear con su marido, disfruta preparando delicioso sushi y dedica tiempo a la natación.

Silke

Silke la magnolia staff

Obtuvo licenciatura en Diseño de Interiores por la Raumausstattung Teichgräber y Escuela de Economía, en Freital, Alemania. Su primera experiencia laboral con niños y niñas, fue como Au Pair en Estados Unidos, donde nació una pasión y una profunda dedicación a la infancia. Con el deseo de dedicarse profesionalmente a acompañar los niños y niñas en su crecimiento, decide formarse en Educación Infantil en la Escuela Solc Nou de Barcelona, en 2006.

Al percibir que necesitaba hacer mucho más que trabajar en la escuela tradicional, donde, en su opinión, pueden existir limitaciones tanto físicas como emocionales, creó en 2010 un proyecto educativo propio: una Casa de «Madre de Día» en Premià de Dalt. Con dedicación y amor, consiguió reunir un grupo de familias y sentirse muy valorada por su labor durante los doce años que duró el proyecto.

Silke acompaña a la infancia con una mirada respetuosa, siguiendo el ritmo de cada niño y niña, su situación familiar, su propio carácter y su momento evolutivo. El contacto con la naturaleza es esencial tanto en su trabajo como en su vida personal. “Con los niños y niñas es asombroso observar y vivir la naturaleza, su mirada a todas las pequeñas maravillas que nos ofrece cada día”, comenta Silke. Transmite respeto hacia los seres, grandes y pequeños, animales y plantas; entiende la necesidad de experimentar con la naturaleza,  ¡permitiendo la diversión y ensuciarse!

En su trayectoria profesional, ha coordinado grupos de juego para la etapa de 0 a 12 años, organizando actividades en la naturaleza con grupos bilingües, enseñando su lengua materna, el Alemán, de una manera natural y espontánea, a través de juegos, canciones y cuentos.

Silke es madre de una niña de 9 y un niño de 13 años. Ambos crecieron en el ambiente de “madre de día”. Silke siente inspiración aprendiendo sobre las plantas silvestres y sus usos medicinales, disfruta de la elaboración de pan y mermeladas, y utiliza su creatividad en la confección de materiales con lana, tela y madera. Le gusta viajar, es aventurera, y disfruta pasando el tiempo con buena compañía y buena comida.