"Éste es nuestro espacio para el descanso y la exploración sensorial"

Hemos creado esta ‘zona de refugio’ para atraer el descanso e incluso para reducir el estrés emocional y la inseguridad que puedan surgir en los sentimientos del niño.   Diseñado como un espacio calmado, con un ambiente acogedor y con poca luz, donde el niño o la niña puedan recogerse cuando ‘estar ahí fuera’ le resulte demasiado. Los niños se sienten atraídos por este rincón como forma de relajación o para descubrir con sus sentidos. Nuestras niñas y niños toman conocimiento de que éste es el espacio a donde pueden ir para tal propósito y se retiran de él cuando se sienten listos.   La cama es la herramienta más importante que podemos ofrecer al bebé y al niño en crecimiento. La cama en el suelo permite al bebé salir de su cama sin ayuda una vez que pueda desplazarse de forma autónoma. Esto otorga al niño una actitud psicológica activa y lo empodera. El colchón en el suelo o una cama baja permite los diferentes movimientos de gateo. Apoyamos el desarrollo óptimo del bebé y del niño cuando le permitimos moverse.   ¿Te gustaría conocer más sobre la cama en el suelo y quizá considerarlo en tu vida familiar? Puedes leer más aquí:  La cama en el suelo Montessori.